El conflicto entre los acreedores y el derecho a retiro de las sociedades anónimas

  • Área(s) : Derecho Comercial, Legal/Jurídica
  • ISBN : 956238531-0
  • Edición : 2005
  • N° Páginas : 126 págs.
  • Código : LE0-640
  • Formato : Libros
  • Autor(es) : Cristóbal Herrera Barriga

Más detalles


CL$20.800 IVA incluído

20 artículos disponibles

Contenido

El derecho a retiro se originó en nuestro país en el año 1981, a través de la dictación de la ley 18.046, con el objeto de proteger a los accionistas minoritarios de la sociedad anónima ante la modificación de los elementos esenciales de ésta. Actualmente, se puede apreciar una tendencia de nuestro legislador a amparar los intereses de este tipo de accionistas, ya sea ampliando las causales que otorgan el derecho a separarse de la sociedad o incorporando nuevas figuras, como las ofertas públicas de adquisición de acciones regulada en el Título XXV de la ley 18.045 o la creación del comité a que se refiere el artículo 50 bis de la Ley de Sociedades Anónimas.

El aumento de las “defensas” de los minoritarios no es inofensivo para la sociedad y muchas veces generan nuevos gastos o entorpecen su administración. En el caso específico del derecho a retiro y el aumento de las causales que lo otorga, no sólo es la compañía la afectada por su ejercicio, sino además los propios acreedores o valistas de la sociedad, pues éstos, quienes contrataron con una compañía teniendo en cuenta que ella tenía un determinado patrimonio, se pueden encontrar con la reducción de la liquidez de éste como consecuencia del retiro del accionista y con la disminución de la cuenta de capital, justamente la cuenta de garantía de los acreedores cuya principal característica es la intangibilidad. También otro tipo de acreedores, como los tenedores de bonos de una sociedad, pueden ser perjudicados, pues es común que las sociedades pacten con éstos mantener ciertos niveles de endeudamiento, que pueden ser alterados por el ejercicio del retiro. Es por estas razones, entre otras, que se dice que muchas veces el derecho de retiro actúa por presencia, prefiriéndose no adoptar acuerdos que otorguen retiro o revocando los ya tomados.

No se puede negar que desde esta perspectiva, los derechos de los acreedores de una sociedad y los derechos de los accionistas minoritarios están entrelazados entre sí, pues bajo el esquema actual, mientras el legislador inclina la balanza protectora a favor de uno, perjudica al otro.

En la doctrina nacional, la institución del derecho de retiro y, más aún, el conflicto entre esta institución y los derechos de los acreedores ha tenido un tratamiento escaso, por no decir inexistente. Salvo algunos pequeños aportes en tesis y una que otra referencia en los tratados generales, el tema no ha sido tratado con la importancia que merece, sobre todo considerando que su conocimiento y dominio son vitales para entender el modo como se toman las decisiones más trascendentales de una sociedad anónima, como puede ser su fusión o transformación, o bien, atendiendo a la amplitud del derecho de retiro que permitan los estatutos de una determinada sociedad, puede depender la contratación de un crédito, necesario para las pretensiones de una empresa. Más aún, la reciente ley Nº 19.705 de 20 de diciembre de 2000, introdujo nuevas causales de retiro, lo que pone de manifiesto que el tema no es menor dentro de nuestra legislación y justifica su estudio.

Carrito  

(vacío)

Novedades

no hay nuevos productos en este momento