Tlc Entre El Gobierno De La República De Chile Y El Gobierno De La República Popular China.

  • Área(s) : Comercio Exterior
  • Tomos : 1
  • Edición : 2006
  • N° Páginas : 608 págs. 

  • Formato : Libros
  • Autor(es) : LexisNexis

Más detalles


CL$77.990 IVA incluído

1 artículo disponible

Advertencia: ¡Últimos artículos en stock!

Contenido

La República Popular China es el país más poblado del planeta, con 1.300 millones de habitantes y un crecimiento económico sostenido de entre 8 y 10 por ciento en la última década, es un actor cada vez más gravitante en la política y economía global. Para muchos, el fenómeno liderado por este país es considerado como una segunda revolución industrial.

El despegue definitivo de China se consolida en 2001 con su incorporación a la Organización Mundial del Comercio (OMC). El ingreso de China a la OMC ha sido determinante en su actual situación y enorme proyección, abriendo los mercados del mundo a los productos chinos. Chile, por su parte, es considerado un fuerte aliado por China, principalmente por el apoyo que dio Chile a la política de una China unificada, fuimos el primer país sudamericano en establecer relaciones diplomáticas con China después de la Revolución de 1949, y los primeros en reconocer el carácter de economía de mercado, apoyando, además, su ingreso a la OMC.

En junio de 2002, la República Popular China propuso a Chile iniciar negociaciones para un Tratado de Libre Comercio (TLC). El 18 de noviembre, en el marco de las actividades bilaterales del APEC 2004, los Presidentes de ambos países anunciaron el inicio de las negociaciones para un TLC. Después de varias Rondas de Negociaciones, el Acuerdo finalmente se firmó en el marco de la Cumbre APEC 2005, realizada en noviembre en Corea. El 21 de agosto de 2006, a sólo 10 días de su ratificación legislativa, la Presidente de Chile, Michelle Bachelet, promulgó el Tratado de Libre Comercio con China, que permitirá a nuestro país ser un puente entre Sudamérica y el mercado asiático.

El texto final del acuerdo contempla las siguientes materias:
Institucionales y de Administración del Tratado, Acceso a Mercados, Defensa Comercial, Reglas de Origen, Medidas Sanitarias y Fitosanitarias, Barreras Técnicas al Comercio, Solución de Controversias y Cooperación. Adicionalmente se suscribió un Memorando de Entendimiento entre las respectivas autoridades laborales y de seguridad social, firmándose, además, junto al TLC, un Acuerdo de Cooperación Ambiental.

En términos generales, establecerá para Chile una desgravación inmediata para el 92% de las exportaciones chilenas, mientras otro 7% se desgravará de forma paulatina en un plazo de 10 años. De esta liberación de impuestos se excluyen el trigo, la harina de trigo, el arroz, el yodo, la urea y algunas maderas. Por su parte, Chile desgravará en forma inmediata el 50% de sus importaciones desde China. A esta proporción se agregará otro 21% en un plazo de cinco años y un 26% en 10 años. Sin embargo, de este acuerdo quedaron excluidos productos como neumáticos, textiles y refrigeradores.

Carrito  

(vacío)

Novedades

no hay nuevos productos en este momento